domingo, 28 de abril de 2013

A veces.....


A veces, echando la vista atrás, imagino las cosas de otra manera.Quien no ha querido cambiar episodios de su vida?Pero luego pensando, te das cuenta que esos episodios forman parte de tiQue son tú, mas tú de lo que imaginabas...A quien no le han destrozado el corazón alguna vez?Quien no ha llorado por no conseguir su objetivo?A veces, algunas veces, la puta realidad acongoja.
Tomo prestada esta reflexión de una amiga twittera y bloguer (recomiendo su lectura)
 http://aquihaygatoencerrao.blogspot.com.es/  gracias Lyle por deleitarnos con tus sentimientos. 

Al hilo de ello me he quedado pensando y he echado la vista atrás, hasta mi niñez , incluso más si se puede....... recuerdo mi infancia con total claridad, mi casa, mis amigos, mi escuela, todo ello se materializa en mi cabeza con solo evocar los recuerdos de un yo no muy lejano todavía.
La memoria me devuelve pedacitos de espacio y de tiempo almacenados con mimo en ese espacio de mi cerebro destinado a guardar las cosas interesantes de mi vida, sean estas buenas o malas. Recuerdo mi primera escuela y mis primeros amigos, la primera Maestra, Dña Angelines que me enseño a sumar con regletas y un ábaco, también usábamos tablillas con cordones para potenciar la motricidad  aunque dudo que en aquella época se utilizara esa palabra academicamente. 
Los juegos con mis amigos en la calle, ¡sí! hace unos años los niños jugábamos solos en la calle con nuestros amigos sin que un ejercito de madres o padres escrutase el horizonte en busca de potenciales enemigos, y ni que decir tiene que la videoconsola era una cosa que se llamaba Spectrum y que sólo interesaba a cuatro listillos, los "listos de la clase". Que volviendo al presente puedo decir que se quedaron en el Spectrum y que los tontos que jugaban a las canicas son ahora los que manejan con soltura el iMac de apple. 
Retomando mis recuerdos sigo viajando por la memoria en busca de mis primeros amores, ¿quien no ha estado locamente enamorado/a a los 16?, ver a las chicas del instituto, elucubrar sobre los años de la profesora de Matemáticas, aquella que ya usaba pantalón vaquero ceñido y que en más  de una ocasión ponía en un compromiso el yo de cada adolescente embelesado en su culo. La compañera de clase de la que siempre estuviste enamorado pero nuca se lo dijiste, porque entonces las cosas funcionaban distinto aunque el fin fuese el mismo, la  novia que se convirtió en tu pareja y la madre de tus hijos. 
En todo este tramo hubo ¡cómo no! amigos, y hubo traidores, amores y desamores que te rompieron el corazón que luego fue pegado trocito a trocito, pero la vida es esto, ir curtiendo tu cuerpo a base de las cicatrices del alma.
Saltando un poco hacia adelante recuero mis primeros esfuerzos por conseguir mi primer trabajo y como tuve que compatibilizar  estudios con veranos trabajando para ir haciendo manos....."hoy día esto es una quimera". La duras oposiciones a funcionario, hoy vilipendiado y  maltratado por haberme perdido algún que otro año de mi juventud estudiando para conseguir un salario fijo pero escueto. Mi paso por un sindicato, e incluso por la militancia en un partido político como contribución a la vida de la colectividad, por otra parte dos de las experiencias a poner en el lado de los recuerdos non gratos.
Hoy, después de haber pasado por varias fases de la historia de mi vida (nuestra vida) luchando por conseguir esos sueños de adolescente, hoy me encuentro que alguien ha decidido que esa lucha no fue suficiente, que el esfuerzo no ha cubierto las expectativas y que debo retroceder en mis aspiraciones. No debo vivir por encima de mis posibilidades, y mis posibilidades parece ser que son una  ducha con agua fría y comer yogures caducados.......

En España 2013 siglo XXI


A veces, algunas veces, la puta realidad acongoja.

1 comentario:

@trobsky dijo...

Me encanta que puedas hacer tuyas mis propias reflexiones, al fin y al cabo, la vida de unos y otros no es tan diferente, las variaciones son mínimas, vidas anodinas sin interés pasan a formar parte de una red social y sorprendentemente empiezan a seguirte, como siempre digo ser una piltrafilla con pintas no te exime de ser interesante..., probablemente la visión de la realidad seria distorsionada, la magia de esconderte detrás de un avatar y ser "Tú" misma hace que la vida sea mucho más divertida.
PD; creo que tengo el culillo mejor que tu profe de Mates..., jajaja
Un saludo,
Trobsky