sábado, 7 de mayo de 2016

Uno más...


No soy uno más,
como los otros;
ya que soy afortunado,
puesto que duermo a tu lado
las tristezas y las risas
de los sueños ya pasados.

Soy el báculo,
y soy la estera
donde se apoyan tus dudas,
donde descargas tus flemas
y el tiempo se hace remanso.

Aun así no soy tu anhelo
cuando la brisa se eriza,
y convierte el ascua en fuego
que hace volar tu sonrisa
a otros cielos pasajeros.

Y si de volar se trata,
volando caminaremos,
pues por mucho que soñemos
que la vida se desata,
hay un nudo, ya de plata,
que nos sujeta el deseo...


3 comentarios:

Auroratris dijo...

Sentirse atado a un latido... Siendo columna que sustenta.
Es precioso tu poema.

Mil besitos.

AtHeNeA dijo...

Volando caminaremos
Pues los sentimientos
aún pareciendo lejos
Son así de ciertos
Y en cada sueño
encontraremos
la cuota de fe
que sustente
nuestros anhelos


Un saludo de luz ✴

Hanna Xesco dijo...

El deseo jamás muere.. hermoso poema. Besos