miércoles, 15 de noviembre de 2017

Hay veces que con soñar es suficiente...



Senderos...


Senderos de vida,

pieles paralelas

que caminos recorren,

más no se tocan.



Almas equidistantes

que se miran en silencio,

miradas cómplices,

tiempo recorrido,

palabras no dichas.



Inocencia perdida

que los años cubren

de experiencias vividas.



Y la mirada se torna fría,

calculadora e impasible.



La máscara del tiempo

recubre tu rostro,

las emociones son otras,

como es otra la vida.



Cadenas que se rompen,

lazos que se aflojan,

sentimientos guardados

que a veces afloran.


El tiempo termina,

sólo queda tu boca

que habla en silencio.



Labios eternos…

que no quiero que cubras.



La inocencia ha muerto,

¡ cruel ironía !,

y a muerto en tus manos,

que no en las mías…





viernes, 10 de noviembre de 2017

De locos...

Me quedo
con el sabor del deseo
constante.

Con el viento de tus ojos
mientras me miran
refugiados en tu pelo.

Me quedo
con tu cuerpo desnudo,
provocando mis ganas de vivir
mientras la vida se escapa.

Con las ansias de una caricia
y el tacto de tu perfume
en el recuerdo.

Me quedo
con mi última locura,
y me quedo contigo
                          hasta enloquecer...



jueves, 2 de noviembre de 2017

Motivos...

Un verso inquieto
que susurra soledades.

El lúgubre gris
de una mirada dolorida.

Una herida abierta
que desangra el último abrazo.

El tiempo que perdimos
en querernos sin querer.

Ese aire viciado
de una huida hacia adelante.

Un grito que se ahoga
en un mar sin playa.

El tacto que se rompe
al roce de una piel gélida.

Un beso que se pierde
porque nadie lo reclama.

Una vida sin vivir,
y el tiempo, que siempre acaba.