domingo, 31 de diciembre de 2017

A veces muere la poesía...

Tantos versos
agolpados en la memoria,
tantas runas esperando
un chamán capaz de interpretarlas,
poniendo en orden su rima.

Vomitar un poema
casi se hace indispensable,
no por el hecho de ordenar los sentimientos,
sino por la ausencia de los mismos
y la turbación que ello causa.

Quién no ha escrito un verso
como antesala de un sollozo
que sin saberlo se convierte en poesía,
quién no ha llorado tinta
mientras el corazón le dolía.

Tener tantos versos
agolpados en la memoria,
que el espacio y el tiempo
se funden en uno,
incapaces de ser más que un instante pasajero.

Ese instante donde el puño
aprieta con desdén la pluma
ajusticiando el momento,
y entonces muere un poema entre las manos
desangrado sobre el lienzo de la vida.

Esa vida que se torna caprichosa
haciendo del destino un "ya veremos"
y asfixia el pulso y el alma,
dejando morir los versos sin llegar a ser
ese "quizás" que nos salve la existencia.

A veces,
la poesía muere
ahogada por el puño del destino.




sábado, 23 de diciembre de 2017

Preguntas...



Cómo se añora la vida

cuando huidiza se escapa,

cómo se recupera el tiempo

cuando este se malgasta,

cómo cierran las heridas

cuando infectadas te sangran,

cómo se abraza el amor

cuando el amor es la nada,

cómo se nace de nuevo

cuando se te muere el alma…



jueves, 21 de diciembre de 2017

Estrellas compartidas...

Hoy he vuelto una vez más
al hayedo que nos desnudó los sueños,
sigue aquí, impasible al tiempo.

Muestra aún las marcas tatuadas
en cada tronco profanado,
y huelen todavía los besos cobijados
entre sus hojas perennes.

Se perfuma el aire de tomillo y brezo,
que se mezcla con el jazmín de tu recuerdo,
mientras ceden mis pasos vacilantes.

Hoy es el ayer de abrazos infinitos,
de miradas a un cielo encendido
en busca de una estrella compartida
para morir algún día.

He regresado a buscarte
para decir una vez más que te quiero,
y me he tatuado en las arrugas
el perfil indeleble de tus ojos.

En este viejo tronco retorcido
ha de vivir eternamente,
cautivo de una piel que ya no siente.

Ves amor;
nuestra estrella sigue allí,
donde un día la pusimos
para ser retiro eterno.

He vuelto para mirarla una vez más,
para decirla que voy,
que deje encendida su estela
y así encontrar el camino,
que se van agotando el tiempo y la vida.




lunes, 18 de diciembre de 2017

Alza el vuelo la mirada...



Alza el vuelo
la mirada
para regresar
a su nido.


Es ya casi frío
tu nombre,
entre amaneceres
perdido.


Y es lejanía
tu aliento,
que se respira
en olvido.




                                                                                                                                                                                        Fografía google.

domingo, 3 de diciembre de 2017

Frío...

Cuanta escarcha

haciendo invierno

en el tallo que nos queda,

y que lejos,

                    Tú, Yo

                                y la primavera...





sábado, 25 de noviembre de 2017

Dormir en la habitación del miedo...

Una vez más
esperará la soledad,
como cada noche.

Para acudir
a la cueva del averno
que la extingue.

Para llorar
a oscuras los miedos,
para morderse los labios.

Gritar en silencio,
rasgarse el pecho
en cada lágrima.

Acordarse
de los días de sol
y la brisa en las mejillas,
cabalgando las fantasías
acurrucada en sus ojos.

La sal de las lágrimas,
espolea su odio
en cada surco de piel
lacerada con cada golpe.

Vomita,
como cada noche,
arrastrando los pasos
hacia un lecho repugnante.

Abrazarse a la almohada,
es un escudo de papel
indigno para una princesa
rota.

Roza levemente
el extremo del pánico
que habita a su lado
y suspira...
de momento el ogro duerme.

                                                                                                                                                                Fotografía extraída de Google.




miércoles, 15 de noviembre de 2017

Hay veces que con soñar es suficiente...



Senderos...


Senderos de vida,

pieles paralelas

que caminos recorren,

más no se tocan.



Almas equidistantes

que se miran en silencio,

miradas cómplices,

tiempo recorrido,

palabras no dichas.



Inocencia perdida

que los años cubren

de experiencias vividas.



Y la mirada se torna fría,

calculadora e impasible.



La máscara del tiempo

recubre tu rostro,

las emociones son otras,

como es otra la vida.



Cadenas que se rompen,

lazos que se aflojan,

sentimientos guardados

que a veces afloran.


El tiempo termina,

sólo queda tu boca

que habla en silencio.



Labios eternos…

que no quiero que cubras.



La inocencia ha muerto,

¡ cruel ironía !,

y a muerto en tus manos,

que no en las mías…





martes, 14 de noviembre de 2017

Eres.


Eres
tan inevitable
como respirar...





viernes, 10 de noviembre de 2017

De locos...

Me quedo
con el sabor del deseo
constante.

Con el viento de tus ojos
mientras me miran
refugiados en tu pelo.

Me quedo
con tu cuerpo desnudo,
provocando mis ganas de vivir
mientras la vida se escapa.

Con las ansias de una caricia
y el tacto de tu perfume
en el recuerdo.

Me quedo
con mi última locura,
y me quedo contigo
                          hasta enloquecer...



jueves, 2 de noviembre de 2017

Motivos...

Un verso inquieto
que susurra soledades.

El lúgubre gris
de una mirada dolorida.

Una herida abierta
que desangra el último abrazo.

El tiempo que perdimos
en querernos sin querer.

Ese aire viciado
de una huida hacia adelante.

Un grito que se ahoga
en un mar sin playa.

El tacto que se rompe
al roce de una piel gélida.

Un beso que se pierde
porque nadie lo reclama.

Una vida sin vivir,
y el tiempo, que siempre acaba.




miércoles, 18 de octubre de 2017

Olas que se pierden

Me he quedado mirando
como se rompen las olas
una tras otra,
abrazando las rocas
o acariciando la orilla de la playa.

Las olas, como el amor,
a veces duelen cuando abrazan,
pero también saben ser caricia,
todo depende del viento y la marea
que las empuja,
y así son pasión o susurro.

Yo he sido ambas cosas.

Me he roto mil veces
para aprender a ser caricia,
y tú solo fuiste roca;
acaso, ser arena
era desmoronarse demasiado,
y no estabas dispuesta a ser la playa de nadie.



                                                                                                                        Foto: Raquel Lopez-Chicheri.  pinterest

viernes, 6 de octubre de 2017

Todo pasa... incluso la vida.


Una vez más

han tropezado mis versos

con las huellas de la vida,

y otra vez he llorado

a solas con el viento,

que al pasar 

va borrando las heridas.



Por no quedar, 

ya no queda ni tu nombre,

ni la imagen de tu risa 

reflejada en mi memoria,

y se difuminan en la piel

los besos

que nos fuimos tatuando.



Todo pasa,

y queda en el recuerdo

para evitar tropezar,

pasa el viento y la vida,

el viento, 

a veces regresa,

pero la vida se va...




viernes, 29 de septiembre de 2017

Callo...



lunes, 25 de septiembre de 2017

No esperes por mí...


Tengo los ojos cansados
de tanto olvidar,
de saltar al vacío a solas.

Tengo magullados los pies
de cada tropiezo,
y de levantarme
para seguir huyendo.

Me he prometido mil veces
que no lo haría,
que no te robaría más sueños,
y aquí sigo mintiéndome,
escondiéndome en cada poema,
en cada verso...


                                                                                                                Fotografía extraída de google.

viernes, 15 de septiembre de 2017

Amar y desangrarse...


Se desborda el amor

por el cauce de sus venas,

e incapaz de contenerlo

se rasga la vida en cada grieta,

en cada poro inundado,

para dejarse morir

a golpe de latidos.

                                        Solitarios...




miércoles, 30 de agosto de 2017

Imagina un punto de encuentro...

Aún estoy despierto,
en ese espacio donde el sueño
equidista de la realidad
en un punto disuasorio
y la imaginación
se apodera del ser y del alma.

Acaso no es la imaginación
la llave que nos abre
las puertas de la fantasía.

Cierro los ojos,
y me dejo llevar una vez más
a través del tiempo,
de ese tiempo que nos libera
o nos encadena al recuerdo.

Para viajar en él
solo hace falta
cerrar los ojos y sentir.

Los primeros versos
y el trazo inconstante de la pluma
que se detiene indecisa.

El primer beso,
que insufla a la sangre
una sobredosis de adrenalina
y hace de la vida un deseo constante.

La primera sonrisa,
la primera caricia,
la primera mirada
cerrando los ojos.

La pérdida del tiempo
que en realidad ganamos,
con cada segundo juntos
ignorando el reloj.

Los objetivos,
los retos, los tropezones,
y las noches de insomnio
cincelando el futuro.

Un vestido blanco,
una liga de novia,
y una corbata que oprime
los nervios incontrolados.

Y un altar a lo lejos
o el despacho de un juez,
quizás solamente nosotros...

Unas palabras,
un texto
o simplemente
un poema;
no importa
para hacer de un "te quiero",
nuestro punto de encuentro.





domingo, 9 de julio de 2017

9:30 AM

Ni tú,
ni nadie,
solo el camino
y mis botas.

Puede que alguna piedra
mojada a mi paso,
como testigo transitorio 
de una lágrima.

Y el viento, que se desdice
cada vez que rolan
mis pensamientos, y se agolpan
aturullados.

Ni tú,
ni nadie,
sabe del silencio
de mis huellas.

Ni siquiera
de las arrugas de mi frente,
ni de las cicatrices 
del tiempo que me pesa.

Desnudo y yermo
desando lo ido,
al encuentro de lo incierto
que me asfixia.

Y de las dudas,
que se clavan como espinas
mientras esperan respuestas,
y no silencios.

Ni tú
ni nadie,
imagina la ausencia
de no ser quien fui.

A veces,
ni yo mismo siento
de puertas adentro,
si no lo siento por ti.
Fotografía extraída de google, se desconoce el autor.


martes, 27 de junio de 2017

Despertares vacíos...


viernes, 16 de junio de 2017

Quizá tú y yo... de nuevo.


domingo, 28 de mayo de 2017

Desnudos...


miércoles, 10 de mayo de 2017

Saltando charcos...


martes, 25 de abril de 2017

Silencio...


lunes, 17 de abril de 2017

A borbotones...


martes, 4 de abril de 2017

Vértigo...


lunes, 27 de marzo de 2017

Dime...





lunes, 6 de marzo de 2017

Ahora sé qué es el miedo...





martes, 28 de febrero de 2017

Esperanza...


viernes, 17 de febrero de 2017

Renacer...


miércoles, 1 de febrero de 2017

Suspiré profundo...




viernes, 27 de enero de 2017

En silencio...




sábado, 21 de enero de 2017

Tú y yo...


sábado, 7 de enero de 2017

Por desear...